BIENVENIDOS AL BLOG DE EMIGRANTE PUCELANO

Después de casi 32 años creciendo y viviendo en la ciudad de Valladolid, me veo en la necesidad de abandonar esta ciudad y buscar suerte en otras y quizás en otros países. Este blog recoge mis experiencias por ese mundo fuera de la ciudad de los Celtas Cortos.

Pucela: Siempre estás en mi corazón.

Y como decían los Celtas: Nos vemos en los bares

20 noviembre 2009

Las miserias de este mundo ...

Un días cualquiera por la tarde, antes de llegar a casa espero en la estación del cercanías a que llegue ese tren que a diario toman miles de personas. Hacer frío, el día está humedo y la oscuridad hace ya varias horas que se ha hecho dueña del cielo. Escucho en mi reproductor los últimos podcast que me he bajado con algunos programas de radio: deportes, misterio, política, actualidad en general. Mientras tanto me sumerjo en mis pensamientos acerca del trabajo y de la familia, de la reciente familia que hemos decidido empezar a construir juntos, camino que iniciamos el pasado 11 de marzo. Mientras espero, me fijo en los actores de la estación: gente joven escuchando sus MP3, los revisores apurando el último cigarro antes de subirse al tren, el ejecutivo que lleva consigo la maleta de equipaje de mano porque acaba de aterrizar en Arlanda seguramente después de un viaje de negocios. También están los currantes que regresan al igual que yo a casa después de un día normal de trabajo. Pasan varios trenes deprisa sin detenerse en la estación junto al andén en el que espero. El panel anuncia que mi tren llegará en unos minutos. Todo normal, igual que siempre.

Sin embargo, mis ojos se detienen en una escena: una señora, de edad avanzada está rebuscando en los cubos de la basura, los abre esperando encontrar algo y luego los cierra sin haber encontrado nada. La señora revisa en el cajetín de las maquinas que suministran sandwhiches, refrescos y demás productos si acaso hay alguna moneda, algunas pequeñas coronas que alguien despistado se ha olvidado. Y la señora sigue de esa forma un buen rato hasta que se pierde al final de la estación. Me pregunto: ¿hay derecho a esta situación?, la respuesta obia es no. Pero lo curioso es que mientras observo a la señora el resto de protagonistas de la historia no reparan en ella, ni la miran. Ni siquiera pensamos que eso mismo nos puede ocurrir a nosotros algún día y que algo hay que hacer por acabar con estas miserias, las miserias del mundo, de nuestro mundo "desarrollado".

Seguiremos informando ...

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Nuestro canal en youtube

http://www.youtube.com/user/JosechkaPepe#p/a

Hora local en Estocolmo (Valladolid, Santander) y Minsk,

Stockholm
Minsk