BIENVENIDOS AL BLOG DE EMIGRANTE PUCELANO

Después de casi 32 años creciendo y viviendo en la ciudad de Valladolid, me veo en la necesidad de abandonar esta ciudad y buscar suerte en otras y quizás en otros países. Este blog recoge mis experiencias por ese mundo fuera de la ciudad de los Celtas Cortos.

Pucela: Siempre estás en mi corazón.

Y como decían los Celtas: Nos vemos en los bares

31 julio 2013

Rabas

Parece que las cosas van recobrando su normalidad. Hoy, después de un montón de tiempo, tanto que ya no recordamos, hemos podido sentarnos a tomarnos unas rabas por el centro de Santander. el chiquitín se despertó nada más sentarnos. El pánico se podía ver en nuestros rostros: "vaya, ahora que nos sentamos se despierta", "ya verás como no podemos tomarnos las rabas y los refrescos juntos". Pero no fue así, estuvo con los ojos abiertos como platos pero mirando a todos los lados y con la carita reflejando una dulzura pura y verdadera. Y disfrutamos de las tabas, aunque las rabas eran lo de menos. Lo importante es que poco a poco vamos perdiendo el miedo de esos padres primerizos y volvemos a hacer cosas que hacíamos antes. Es una experiencia que no tiene palabras el disfrutar sentados en una terraza con nuestro pequeñín mirándonos y nosotros mirándole a él.

Seguiremos informando ...

24 julio 2013

7 meses y primera comida del peque en restaurante

Han pasado ya un poco más de siete meses desde que el pequeñín Pablo Nikolaj decidió venir a este mundo. Hoy hemos pasado el día en IKEA, dado que teníamos que adquirir unos muebles y así de paso hacíamos el experimento de estar con el pequeñajo varias horas fuera de casa.

Nos gusta IKEA. Tiene personas que la odian pero a nosotros nos gusta. Será quizás porque tiene ese aire escandinavo que tanto nos gusta y que de paso nos acerca un poquito más a esa tierra en la que pasamos dos años y casi medio de nuestras vidas. Nos encanta el diseño nórdico: útil, sencillo y muy práctico.

Si he de ser sincero esta mañana cuando salíamos en el coche tenía mis dudas de que la experiencia saliera bien. No obstante, ha salido muy bien, teniendo en cuenta que Niko tiene 7 meses y que es un niño "movido". Llegamos a la tienda, devolvimos un mueble y fuimos a comer al restaurante. Todo fue perfecto, teniendo en cuenta los pequeños momentos de lloros, algo totalmente normal en un chiquitín como Niko. Si hace 7 meses nos dicen que íbamos a estar en un restaurante comiendo con Niko no lo hubiéramos creído.

Y es que cuando tienes a un chiquitín necesitas adaptarte a sus hábitos, a sus horarios, y no al revés. Ellos tienen sus necesidades y esperan de los padres que las cubran. No tenemos que obligarles a estos chiquitines a que se adapten a nuestros horarios y hábitos. Es duro, pero a la larga reconforta. Ya le tocará lidiar con los horarios estúpidos de los adultos.

Y el día está terminando. He de añadir que hemos terminado muy cansados, pero como primera experiencia está muy bien y ha sido muy positiva. El pequeñín, se ha portado genial.

Seguiremos informando ...
Se ha producido un error en este gadget.

Nuestro canal en youtube

http://www.youtube.com/user/JosechkaPepe#p/a

Hora local en Estocolmo (Valladolid, Santander) y Minsk,

Stockholm
Minsk